lunes, 27 de octubre de 2008

Novedad: las luces las enciende el avión, no el piloto.

Eso pensé ayer al leer esta noticia en El País. El título y el subtítulo dicen:
la luces (sic) anticolisión del Spanair estaban encendidas tras la avería. Esto implica que el avión estaba en pista en modo vuelo y no en tierra.

Lo que yo deduzco de ese titular es: "Que el piloto mantuviera encendidas las luces, conforme a los procedimientos, implica un fallo del sistema WOW". Ah, claro.

Bueno, quizás en el cuerpo de la noticia lo expliquen mejor, y la culpa sea mía y de mis malas entendederas. Veamos...
le comentó que las luces anticolisión, ubicadas en la parte inferior del fuselaje, estaban encendidas, lo que implica que el avión estaba en pista en modo vuelo y no en tierra,

Pues no. Para los profanos en el tema, "las luces anticolisión ubicadas en la parte inferior del fuselaje" es una única luz roja (rotatoria o pulsada) que se debe encender justo antes de la puesta en marcha y apagarse justo después de detener los motores, como medida de seguridad para el personal de tierra. Y el encenderlas o apagarlas no lo hace el avión, sino el piloto, tocando una palanquita que se encuentra en el overhead panel.

Así que el hecho de ver esa luz encendida no significa que el avión estuviera en "modo aire": sólo implicaría que, o bien el piloto se olvidó de desconectarla al apagar los motores, o que el repostaje se hizo con los motores encendidos. Y dado que lo segundo es imposible (nadie en su sano juicio conectaría una manguera de combustible si las turbinas están girando), queda claro lo que realmente pudo ocurrir. Que no es lo que dice el periodista, cargando tintas contra Spanair una vez más.


EC-JPR, Per Ardua ad Astra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada