lunes, 10 de noviembre de 2014

La madre de todas la burradas, aeronáuticas o no



Vamos en esta entrada con una burrada grande, grandísima. La madre de todas las burradas.

Solo que en este ocasión no se trata de una burrada aeronáutica como acostumbramos en este blog, sino de una burrada política, ética, económica, social y que despide un «aroma» al mas profundo desconocimiento, incultura, corrupción y falta de sentido común. Si, amigos, nos estamos refiriendo a la reciente aprobación de la ley de propiedad intelectual, mal llamada Tasa Google con la que nos quieren hacer ver que sólo afectará a Google, no a ti. Esa ley que España ocultó a Europa seguramente porque es una ley que nace muerta y será derogada por Europa al primer recurso.

Una ley que nació impulsada, tiene bemoles la cosa, por la industria discográfica americana como se demostró gracias a los cables de WikiLeaks.



En 2007 la Embajada americana no está nada satisfecha con los avances en materia de protección intelectual en España, y establece un plan a varios años vista, que requerirá la atención especial de la Embajada y de otras agencias gubernamentales en Washington. El plan consiste en presiones a todos los niveles. El objetivo es que el Gobierno español apruebe primero una ley para avisar a los usuarios que están descargando contenidos con copyright, y en base a la experiencia, apruebe posteriormente la legislación para cortar el acceso. Tienen en cuenta las elecciones de 2008: antes de ellas el gobierno no tendrá margen de maniobra, y tras ellas creen que sólo hay un periodo de un año para la aprobación de medidas impopulares.

Fuente: Naukas: La Ley Sinde y Wikileaks: 3 artículos para leer de un tirón y tenerlo bien claro



Una ley mafiosa, que siguió endureciéndose con la reforma Lasalle y que finalmente ha sido rematada por un tercer bobo útil: Jose Ignacio Wert.

Nunca fue mas cierta (y profética) la argumentación de David Bravo:

La industria del copyright movió un dedo y se enviaron cartas advirtiendo de acciones legales. Cuando las cartas se ignoraron, la industria movió un dedo y se interpusieron las acciones judiciales. Cuando los jueces resolvieron en favor de denunciados y demandados, la industria movió un dedo y se recurrieron las resoluciones. Cuando volvieron a perder en los juzgados, la industria movió un dedo y desaparecieron los jueces.


Entre las atrocidades que contiene la ley hay muchas que seria largo de comentar, pero no es nuestra especialidad. Hay muchos artículos donde puedes informarte (y mucho más que habrá). En cambio si que hay un par de puntos que creemos que nos pueden afectar. Y mucho.

El primero y mas importante es la eliminación del derecho de cita. Esto es: incluir un pequeño trozo de otra publicación para usarlo como cita o base para una argumentación. Vamos: lo que hace o (a saber cuando lees esto), hacia Google News.

Este blog se nutre, precisamente, de esas citas para mostrar los errores que han cometido. Más aún: en la mayor parte de los casos, nos hemos dedicado a criticar a los medios mas generalistas (es decir: mas poderosos y que son precisamente los que están apoyando con mas ahínco esta ley y estarán deseosos de ejemplarizar) y además no precisamente para alabarles. Llamadnos paranoicos, pero como suele decirse, ser paranoico no quiere decir que no te persigan. Mientras, tendremos que seguir viendo como esos mismo medios utilizan en sus programas algunas de nuestras fotos, videos o articulos con el subtítulo de: «Fuente de la fotografía: Internet». 

Como seguramente muchos sabréis, los editores de este blog somos tres aficionados a (entre otras cosas) la aviación y que no tenemos ninguna gana de meternos en lios. Hay muchas cosas por las que luchar en este mundo, y gastar energias (por no decir dinero si nos pusieran una demanda uno de estos gigantes con muchos abogados con pocas tareas que hacer) en este blog probablemente no sea una de ellas.

Otro punto realmente gracioso (tronchante. podríamos decir) es la cualidad de irrenunciabilidad para cobrar por ser enlazado. Esto es: aunque nosotros publiquemos el contenido de este blog (y los nuestros personales, y muchas de nuestras fotos en distintos sitios) con una licencia Creative Commons, o libre, o como nos de la gana, resulta que no podemos renunciar a cobrar por que tu nos enlaces. Bueno, cobrar lo que se dice cobrar tampoco cobraríamos. Para ello se ha creado una entidad de gestión llamada Cedro que es la que cobrará a todo el mundo y repartirá... entre sus socios. Asi tambien hago yo negocios.

Citando y enlazando a Gizmodo, ahora que aún podemos...

[...]Otro de los puntos más polémicos que introduce la ley en su artículo 32.2 es el llamado canon AEDE o "tasa Google". En esencia, obliga a los agregadores de contenidos online como Google News o Menéame (pero también potencialmente Facebook, Twitter y decenas de páginas) a pagar un canon para compensar por los contenidos que estos enlazan de los medios de AEDE (asociación formada por medios impresos adscritos a grandes grupos empresariales). De no hacerlo, se enfrentan también a multas de entre 150.000 y 600.000 euros.
[...]
El resultado de esta medida es que España se convierte en el único país en el mundo en el que, por enlazar contenidos públicos de Internet, hay que pasar por caja.
Cómo te afecta la nueva (y vergonzosa) Ley de Propiedad Intelectual

Con todo lo explicado arriba y con la ley aprobada de facto a falta de sólo el trámite administrativo, los editores de este blog nos encontramos con la duda sobre que hacer con el. No sabemos si será legal dentro de unos dias. No sabemos si podremos publicar en el. No sabemos si tendremos que borrar todas las entradas que contengan citas (esa es otra: la mal llamada ley de «derecho al olvido»). No sabemos si merece la pena plantar la bandera del «no nos moverán».

De hecho, no sabemos siquiera si hemos pasado ya, en barrena descontrolada, la clasificación de república bananera para llegar a los niveles de «libertad» de China o Corea del Norte.



Firmado por:






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada