miércoles, 6 de julio de 2016

De Teniente a Coronel

Según la Real Academia, teniente es aquel "Que tiene o posee algo". Como empleo militar dice que es el "oficial de graduación inmediatamente superior al alférez e inferior al capitán". En la ampliación del término añade que es teniente coronel el "jefe de graduación inmediatamente superior al comandante e inferior al coronel".
Hace referencia también a los empleos de teniente de navío en la Armada y de teniente general, que no vienen al caso del comentario de esta Burrada.
También obviaremos que el propio diccionario está obsoleto, al definir al Teniente Coronel como 'jefe' una designación desaparecida en la actual organización de las furezas armadas para ser sustituida por la de 'oficiales superiores'.
Sin embargo, sí me fijaré en la acepción sexta: "Persona que ejerce el cargo o ministerio de otra, y es sustituta suya". Y pone como ejemplo, el "Teniente de alcalde". Ahí está creo yo la clave de los empleos que incluyen la palabra 'teniente', el teniente era el oficial que podía sustituir al capitán, al coronel, o al capitán general, igual que el teniente de alcalde puede sustituir en determinadas ocasiones al alcalde. Todos ellos 'tienen' esa capacidad.
Pero de ahí a confundir a una teniente coronel con una teniente...seria como confundir a un teniente coronel con un teniente de alcalde o con un coronel sordo.


Bien quisiera la protagonista de la noticia tener edad de ser teniente (igual que me gustaría a mi!), por aquello que dicen comentaba un general jubilado al recoger la paga: "esto,-decía mientras sacudía el sobre con la paga- ¡de cadete!". Y aunque sin duda es una joven teniente coronel, no es de recibo degradarla al empleo de teniente, solo por no consultar el diccionario o por abreviar una palabra la noticia.
Como me gusta adjudicar el demérito de la Burrada, y sospechando que el error pudiera haber sido inducido por la agencia de noticias, usado hábilmente el conocido buscador, he visto que ningún otro medio que da la noticia lo reproduce, y por tanto cabe atribuírselo, íntegramente, al 'plumilla' que retocó la redacción de la noticia en El Periódico de Aragón. Conclusión: Hay que vigilar más de cerca a los becarios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada